O APALPADOR

apalpador

Galicia es tierra de mitos y leyendas, la historia que hoy os traigo es una más de esas que no tienen otro objetivo que el de dar a conocer un poco más la idiosincrasia de nuestro pueblo.

Dicen los viejos que las noches del 24 y el 31 de Diciembre, “O Apalpador”, baja de la montaña a los pueblos para colarse sigilosamente en las casas entrando por las chimeneas para “apalparle” las barrigas de los niños y niñas; comprobando así si habían comido lo suficiente a lo largo del año, el visitante les dejaba un puñado de castañas y les deseaba que tuviesen un feliz año y de abundante comida. Si el niño se había portado bien podía dejarle algún regalo para premiar su conducta.

Este gigante, viejo, regordete, barbudo, de profesión carbonero, con su boina, pipa en boca, chaleco colorido y pantalones remendados habita en las montañas de O Caurel y Os Ancares. Con su saco al hombro y por su manera de proceder podría llegar a dar miedo a los niños y a los no tan niños, pero aquí somos así, tenemos este surrealismo mágico que se debate en dualidades, en este caso entre la ilusión de recibir un regalo y lo siniestro de ser visitado en mitad de la noche para que te palpen la barriga.

Fuese como fuere tengo que felicitar a todos aquellos que trabajan en la recuperación y la difusión de estas tradiciones porque ayudan a reconstruir la identidad que la cultura yanqui nos quiere robar.

Para celebrar la venida de “O Apalpador” ofrecemos un 10% de descuento en http://www.meidingalicia.es para que hagáis vuestras compras los días 23, 24 y 25 de Diciembre de 2018 y poder celebrar así un Fin de Año con productos MEIDINGALICIA (apoyando a los pequeños productores gallegos).

 

Galicia é terra de mitos e lendas, a historia que hoxe vos traio é unha máis desas que non teñen outro obxectivo que o de dar a coñecer un pouco máis a idiosincrasia do noso pobo.

Din os vellos que as noites do 24 e o 31 de Decembro, “O Apalpador”, baixa da montaña aos pobos para coarse coidadosamente nas casas entrando polas chemineas para ” apalparle” as barrigas dos nenos e nenas; comprobando así se comeran o suficiente ao longo do ano, o visitante deixáballes un puñado de castañas e desexáballes que tivesen un feliz ano e de abundante comida. Se o neno portouse ben podía deixarlle algún agasallo para premiar a súa conduta.

Este xigante, vello, regordete, barbudo, de profesión carboeiro, coa súa boina, pipa en boca, chaleco colorido e pantalóns remendados habita nas montañas de O Caurel e Os Ancares. Co seu saco ao ombreiro e pola súa maneira de proceder podería chegar a dar medo aos nenos e aos non tan nenos, pero aquí somos así, temos este surrealismo máxico que se debate en dualidades, neste caso entre a ilusión de recibir un agasallo e o sinistro de ser visitado en metade da noite para que che palpen a barriga.

Fose como for teño que felicitar a todos aqueles que traballan na recuperación e a difusión destas tradicións porque axudan a reconstruír a identidade que a cultura ianqui quérenos roubar.

Para celebrar a vinda de “O Apalpador” ofrecemos un 10% de desconto en www.meidingalicia.es para que fagades as vosas compras os días 23, 24 e 25 de Decembro de 2018 e poder celebrar así un Fin de Ano con produtos MEIDINGALICIA (apoiando aos pequenos produtores galegos).

 

 

Autor: meidingaliciacom

Cosas hechas en Galicia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s